Feel&Bike. Tu centro inbike en Pamplona
Triángulo

Errores más habituales en las clases de Ciclo Indoor

En Ciclo Indoor /
24/04/2017 0 comentarios

Por IAranzabal.

El Ciclo Indoor se ha convertido en una de las actividades más practicadas en los últimos años. Desde Feelandbike sabemos que éste crecimiento no es casualidad y que tampoco se debe a una moda pasajera como muchos piensan sino que se debe a los numerosos beneficios que tiene esta disciplina para todas las personas que lo practicáis. En post anteriores ya hemos hablado y explicado las ventajas que tiene pero como todo en la vida, estos beneficios se ven si la actividad se realiza como es debido. Por ello, en éste post os vamos a decir cuales son las malas prácticas y los errores más habituales que hacemos desde que entramos en una Sala de Ciclo Indoor hasta que salimos de la misma:

  1. Ajuste de las bicicletas: El ajuste de las bicicletas es uno de los aspectos más importantes que tenemos que tener en cuenta para prevenir cualquier dolencia y lesión. La mayoría de las bicicletas del mercado nos permiten ajustar tanto la altura del sillín y manillar como el acercamiento de las mismas (acercar o alejar el sillín o el manillar). Un ajuste correcto sería el siguiente:
    • Altura del sillín: En el caso de no tener metro para pedir la longitud de la entrepierna (la medición exacta para la altura del sillín es la longitud de la entrepierna x 0,885). La altura del sillín debe ser la que, una vez sentado en el mismo, la pierna que tengas estirada la tengas un 90% estirada. Es un gran error el colocar la altura del sillín tomando como medida la altura de tu cadera estando tu de pie.
    • Acercamiento del sillín: Será la que te permita tener la pierna en un ángulo de 90 grados cuando tengas la pierna a mitad de recorrido. Es un gran error el tomar la medida de tu brazo desde el sillín al manillar para conocer cuánto tienes que acercar el sillín.
    • Altura del manillar: La altura del manillar depende mucho de cada persona y si ésta tiene algún tipo de dolencia en la espalda. Si la persona no sufre de espalda la colocación idónea es que la altura del manillar quede a la altura del sillín. Cuanto más alto pongas el manillar, menos sufrirá la espalda aunque el ajuste no sea del todo correcto.
    • Acercamiento del manillar: Es la que te permita tener una postura cómoda y la que te permita apoyar tus brazos en el manillar sin estirarlos del todo.
  2. Pedaleo: En muchos centros donde se imparten clases de ciclo se insiste en que el pedaleo debe ser redondo y siempre manteniendo la planta del pie plana (es decir, no tener las puntas de los pies hacia abajo). En esto último estamos completamente de acuerdo pero en cuanto al pedaleo redondo no es lo correcto. El pedaleo debe ser un pedaleo donde la pierna que hace la fuerza es la que tira para abajo el pedal. Nunca hay que hacer fuerza al subir el pedal, siempre al bajar.  A su vez, hay que mantener el pedaleo con las rodillas metidas para dentro y siempre debemos poner algo de carga en la bicicleta para no forzar las articulaciones ni musculatura.
  3. Postura:  En cuanto a la postura es muy importante mantener una postura donde la parte lumbar no sufra y donde los brazos y hombros queden totalmente relajados. Para ello, el ajuste de la bicicleta (del sillín y del manillar) son esenciales. A su vez, al ponernos de pié sobre la bicicletas debemos intentar no botar sobre el sillín.
  4. Ve a tus posibilidades: No hay nadie que se conozca mejor que uno mismo. Por ello, durante una sesión de ciclo, aunque el instructor dirija la clase recomendando una serie de parámetros a seguir (ya sea potencia, revoluciones por minutos, frecuencia cardiaca o carga), si uno no puede seguir dichas pautas, es mejor que vaya al ritmo que pueda.
  5. Hidratación: La hidratación en cualquier actividad cardiovascular es de vital importancia. Por ello, debemos acostumbrar a hidratarnos antes de la sesión, durante y después de la misma. Hay que decir que el cuerpo sigue quemando calorías durante 20 minutos más tras el término de la actividad y es por ello que la hidratación post entrenamiento es muy importante. A su vez, es recomendable beber alguna bebida isotónica al término de la clase.
  6. Calentamiento, vuelta a la calma y estiramientos: Debemos acostumbrarnos a calentar antes de cada sesión. Lo más recomendable es mantener un pedaleo sin mucha carga durante 5-7 minutos para que la musculatura entre en funcionamiento poco a poco. Si se decide llevar a cabo uno estiramientos previos a la sesión, éstos deben ser de movilidad y no los estiramientos que se suelen practicar al término de cualquier actividad física. A su vez, es igual de importante la vuelta a la calma al término de la clase. No se debe parar de inmediato sino que debemos bajar las pulsaciones poco a poco bajando la carga y siguiendo rodando durante unos 5 minutos. Posteriormente, se deberán realizar estiramientos.

Los comentarios están cerrados.